Nueva Acrópolis - Marsilio FicinoMIGUEL ARTOLA

Aunque Marsilio Ficino (1433-1499) no es uno de los personajes más conocidos del Renacimiento italiano, pues los grandes artistas han acaparado los mayores reconocimientos, su importancia en la historia de la filosofía es extraordinaria, y su aportación al propio concepto de Renacimiento, fundamental. Ficino fue el traductor, nada menos, que de las obras completas de Platón y de las Enéadas de Plotino al latín. También tradujo el Corpus Hermeticum, conjunto de libros de filosofía y esoterismo muy antiguos atribuidos al propio Thot-Hermes (aunque la crítica moderna descarta totalmente esto y los sitúa en los primeros siglos de nuestra era, es muy posible que fueran efectivamente una recopilación de saberes mucho más antiguos, procedentes del Antiguo Egipto); también tradujo obras de Porfirio, Proclo y otros neoplatónicos, así como de Dionisio Areopagita.

Seguir leyendo