EL MUNDO TIENE HAMBREDELIA STEINBERG GUZMÁN

El estado de carencia absoluta de alimentos para muchos seres humanos es uno de los mayores males de nuestro mundo. Pero existen otros tipos de carencias más sutiles, que no aparecen en las estadísticas, pero que van minando a aquellos que las sufren.

Los medios de comunicación nos tienen acostumbrados a las más macabras imágenes que reflejan el estado de carencia absoluta en que se encuentran muchos seres humanos. El hambre es como una garra feroz que supera en mucho a las más crueles de las enfermedades y, al igual que con esos males incurables, no se encuentra un remedio rápido y práctico para detenerla.

Seguir leyendo